RECITAL NOCTURNOS EN EL CENTRO PENITENCIARIO DE TOPAS









































Si compartir nuestra poesía ha sido siempre un motivo de felicidad, encuentro y alegría, nuestro recital de ayer, sin duda alguna, se ha llevado la palma.



Nuestro público saboreó los poemas del Paseo Poético Nocturnos de los socios que tuvieron la gran suerte de poder asistir (Pepita Sánchez Sousas, Ajo Diz, Natividad Gómez, Maribel Domínguez, Roxana Sánchez Seijas, Annie Altamirano, Luz Mercedes Orrego, Montse Villar, Carlos Blanco Sánchez, Benito González, nuestro rapsoda José María Sánchez Terrones y Loli Ortega y Nacho Serrano); también nos acompañó Edgar A. Cañón, quien recitó, divinamente, varios de sus propios poemas.

Y todos disfrutamos enormemente con la música de Fernando Maés y Andrés Sudón.



Fue muy emotiva la lectura de nuestra decana, Pepita Sánchez Sousa, quien supo emocionarnos a todos y quien recibió un apluso muy especial. Edgar le obsequió con un precioso cuadro que seguramente ahora mismo ya cuelga del salón de su casa.

Nuestra asociación también recibió un hermoso trabajo: un cuadro hecho a mano, a base de hilos, que también conservaremos en un lugar muy especial.







Imagen del cuadro que recibimos como obsequio.
Aunque -por razones obvias- no pudimos tomar fotografías del recital, cada uno de nosotros conservará las imágenes de ayer en nuestro corazón.

Queremos agradecer a Inma, Antonia y a Alicia, funcionarias del CP de Topas, que nos facilitasen todo lo necesario para llevar a cabo nuestro recital.

Pero, por encima de todo, agradecemos a todos los internos de Topas que nos acompañaron, la oportunidad que nos brindaron de poder compartir con todos ellos nuestro quehacer poético.










!GRACIAS!