Encuentro Literario: Xavier Frías

cartel_xavier_f
clip_image002
Nací en Béjar, (Salamanca), en 1965, aunque salí muy niño de allí. Viví tres años en un pueblo de la provincia de León y luego me instalé en Madrid en 1974. Desde febrero de 2008 resido en Ocaña, Toledo, donde me encuentro muy a gusto.
Hice en Madrid todos mis estudios, primaria, secundaria y universidad. Estudié Magisterio, me licencié en Filología Inglesa y me doctoré en Filología Románica. Trabajé durante doce años en la enseñanza preuniversitaria y desde 1999 en la universitaria. Desde 2008, trabajo como profesor de gallego y portugués en la UNED.
Tengo dos hijas, Elena, nacida en 1992, y Laura, nacida en 1997. Actualmente resido a caballo entre España y Chequia.
Me encantan los idiomas. De hecho, hablo más de diez. Además de escritor, profesor y editor, soy traductor.
Algunas de mis obras:
Poesía: Onte foi cabalo de sinza, 1990;  Azul e terra, 2000; A cor da melancolía (2004); De tu sabor, 2009; Città – Cidades – Ciudades, 2010; El lápiz del fin del mundo (2013),...
Literatura Infantil: Les esperances d’Abu el-Hol, 1993 (1997 As esperanzas de Abu el-Hol); La fía del pescador, 1994; A vaca Maruxa esquía en Valbabuxa, 1997; A odisea de Pere Xil, 2002; La profa durmiente, 2007; A historia de Bóla de Queixo, 2013; Mi madre es un dragón colorado, 2013,…
Novela: Inmolación Esférica, 2007; Tranquilo que non morde, 2008; Una cerveza para Kafka, 2013, …
Premios
  • Accésit 2007 del I Premio Asturnews de Literatura Infantil en Asturiano por Llectures de Barriga.
  • Finalista Premio Edebé Literatura Infantil 2013 con As aventuras de Enrico Müller, cazador de dragóns
Antologias
No País da Brétema. Antoloxía de poesía galesa contemporánea, 2004 (antología galés-gallego). También editada en versión galés-asturiano con el título de Nel País de la Borrina. Antoloxía de poesía galesa contemporania, 2004.

Soy

 

soy

mi propio silencio

cualquier mirada indecisa

tu aliento en el frío

una lágrima imprevista

 

soy

porque quiero

aun si

me encierran entre ecos

soñando con dinosaurios

o con diccionarios

que se equivocan

 

soy

y eso me basta


Volvamos a empezar


volvamos a empezar

desde el final

 

recuerdo aquellos bordes

en el vaso de penumbras

y las últimas gotas de aliento

que os precedieron

 

después

—o antes no sé—

rumor de silencio

y de silencio os desnudo

 

mi sangre

con sabor a hojaldre,

vuestra impotencia

ligeramente azucarada,

fue delicioso

aunque efímero

 

me creéis devorado

mas no sabéis masticarme

 

atentos

acaso aún yo gotee

entre vuestros miedos


De espaldas al espejo


no sé qué decirte

de espaldas al espejo

ni siquiera estoy seguro

de que me puedas oír

 

querría verte

alfombra desnuda

brisa insolente

infancia que se traba

en la punta de la lengua

una y otra vez

 

querría ver

cómo es el mundo

bajo tu blusa

y si hay ecos

en tu ombligo

 

no sé cómo decirte

que esta noche

peregrino mundos

para que mañana

te amanezcan.


En la calle mojada


a veces

de noche

todavía paseo bajo tu ventana

 

puede ser

que esas huellas

sin dirección en la acera mojada

o la brisa que solo sopla

por tus sienes

hasta tu nuca

besándote los párpados

sea mi recuerdo

 

puede que sea yo

incapaz de fingir

una telefonada equivocada

 

o un ramo de pensamientos

con la dirección

mal escrita

mas prefiero

que me olvides

aunque no quiera

tu olvido.