Entrecalles. Exposición fotográfica y lectura de poemas.

CARTEL ENTRECALLES copiaAyer se inauguró la exposición fotográfica: ”Entrecalles“ en el Centro Cultural Plaza Trujillo.
Con fotografías de Nieves Morena, J. Antonio Morena, Patricia Linares y Luis Miguel Luján.
En la presentación estuvieron acompañados por los poetas de Pentadrama: Montse Villar, Arantxa Agudo, Carmen Prada, Sofía Montero y Elena Díaz Santana, y por los poetas Mamen Somar y Pepe Frutos, que se sumaron a la lectura.
Fue una iniciativa muy bonita, siempre es enriquecedor unir disciplinas artísticas como fotografía y poesía, como en el  caso de ayer.
Deseamos al colectivo fotográfico ISO400, éxito en su exposición “Entrecalles” sin duda merece la pena pasear por ellas, ¡enhorabuena!

 

Os dejamos fotos del recital poético y nuestros poemas, escritos para la ocasión.

P1060945

P1060944

P1060977


Arantxa Agudo Álvarez

IMG_2531

IMG_2532

Yo quería…

Azotado por el viento esperando tu regreso,
sujeto a tu vida por artilugios de humano.
Un día fui de domingos, pero el tiempo,
como a ti, también me desgastó.

Antes te hacía esbelta, te daba seguridad
conseguía que caminaras con paso firme.
Ahora aprieto tu sangre y mi presencia te incomoda,
Intenté adaptarme a ti, perdí hasta mis formas.
Yo quería ser tu pieza de domingo.
Y tú, como pago, me cuelgas boca abajo,
olvidado en una calle a la vuelta de tu vida
pensando que estoy viejo.
Yo nada te diré.

Solo soy un triste par de medias
vapuleado por el viento.


Me habito entre las piedras
que frenan la luz
y la devuelven
al invisible ojo del horizonte.

Me habito subiendo peldaños
entre sombrías calles
que acogen sonidos inmensos
de murmullos familiares.

Me habito en los raíles
que transportan ansias
abrazadas al silencio
hacia cualquiera de sus destinos.

Me habito en el hambriento
o en la sonrisa que en alguna esquina
me envuelve con la necesidad
de que otro me complete.

Me habito en las huellas
de los que aquí se cobijan
construyendo en mí todos los ruidos
que en cada amanecer me despiertan a la vida.

Montse Villar

P1060971

P1060970


Elena Díaz Santana

IMG_2543

P1060965

Ciudad

Ciudad,
déjame soñarte
como flor temprana
que se abre al día.
 
Imaginar que tu cielo
cubierto de estrellas,
es senda que guía.
 
Déjame pensar
que los hombres
hallarán cobijo
en los brazos cuna
de la madre de piedra,
y que soledad y miseria
habitarán extramuros,
como apestadas,
en las callejuelas inmundas
de la noche.


Vuelo de imágenes

Congelo el iris de mi piel
para sentir palabras.
La tarde rodea los rincones
con silueta de sombras.

Calles,
bañadas de inquietud,
salpican el entorno
en complicidad con el tiempo.

Perfiles de luz
invaden mi interior,
desnudan los recuerdos
en un gesto.

Mente y espacio,
diseños de una imagen,
aletean en mi cuerpo
hasta posar en sueños
el pincel de la mirada.

SOFÍA MONTERO GARCÍA

IMG_2528

P1060951


Mª Carmen Prada Alonso

P1060959

 

IMG_2535

Desde la huida

No fueron los copos de nieve que,
inagotables,
caían sobre mi,
ni el aliento sucio y gélido de la calle.
No fueron las miradas deshabitadas
de aquella gente
que pasaba a mi lado,
ni las nubes tordas que embozaban la tarde.
No fueron los edificios negruzcos
que lamían mi abrigo,
ni el mendigo de guantes rotos
sentado en el suelo.
No fue el aullido inquietante
del perro arrestado en aquel balcón,
ni la fuente sin caño
del desahuciado jardín.
Fue el zumbido profundo de las dos ruedas
de la maleta sobre el bordillo.
Fue pensar en los que llevaba dentro,
en lo que dejaba fuera.
Fue el ruido rítmico de mis tacones.
Fue mi mirada,
que me hablaba desde el inhóspito escaparate.
Fue ver mi vida escarnecida.
Fue el cálamo de la paloma
que en su desplome rascó mi frente.
Fue el escalofrío que pateó mi cuerpo
y despertó mi entraña.
Eso fue lo que me dio miedo.
Porque me llevaba,
por fin, por siempre,
a la sentida y nunca gozada
Libertad.


Calle Amor

Como de poeta sin ridículas costumbres, son tus calles
calles llanas, que en mi precipitada huida veo borrosas
como miradas a través de lentes de viejo,
calles empañadas por mi propia vida.
 
Son iguales que esas que sueñas y se van,
son ilusiones de mago remendado.
Son calles de papel mojado y gaznate seco.
 
En las mías estás Tú, siempre Tú.
Troquelada en las barandas o pintada en el asfalto,
rotulada en miles y miles de absurdos candados,
candados que candan la nada
porque a ti no hay quien te encierre.
 
Los rincones en los que te ocultas se vuelven esquinas,
te veo a cada paso,
eres reflejo en mis calles e invisible en las tuyas
perteneces sin quererlo a mi deambular oscilante.
 
Tus calles son calles de seda y acero, mientras;
las mías son del plomo que nace del fuego cruzado.
Magnéticas las tuyas, metálicas las mías.
 
Los nombres de mis calles gritan tu nombre,
todas las malditas cartas llevan impresa tu dirección

Pepe Frutos

IMG_2539

IMG_2541

Mamen Somar

P1060968
 
P1060969

Recuerdo en hiel

¡Hace tanto frio aquí!
Pensé mientras me abrazaba a la solapa del abrigo.
En mitad de esta ciudad,
ya no había lugar que no fuera nuestro.
Ni siquiera el maleficio de las aceras de invierno.
La tarde, aquella última que escogimos
para guardar los besos en el fondo de un café de artos, de estación muerta,
Se quedaron mis pies anclados en un escaparate de la plaza.
No oí el reloj
no esperaste.
Deambularon mis ojos por arterias rletas de noche, murmullo de pasos.
Todo se convirtio en un museo oscuro de imágenes urdidas entre calles.
Y mis zapatos viejos se agrietaron como labios.
Y mi boca chirrió como una puerta que se cierra.
En los ojos, una sombra, bajo las farolas heridas de escarcha , por la calle Compañía,
solo yo.
Sola.
Y fue entonces, que se me escapó la vida
tras los lugares que envenenaron de memoria mi cuerpo engullido
bajo las solapas del abrigo.
No oí el reloj...
He vuelto donde mis pies se anclaron junto al escaparate de la plaza
donde  tu reflejo silencioso aún me aguarda.
Lo sé. No esperaste...y,
¡Hace tanto frio aquí!

 

Gracias a Pepa Agustín, Conchita y Miguel Sánchez por acompañarnos.

IMG_2557

Fotografías:  Miguel N. Sánchez y Nacho Serrano