Encuentro Literario con Teresa Guzmán Carmona. Galería Fotográfica

El tiempo era desapacible, pero la  tarde  lluviosa, no nos impidió acudir a  la Sala de la Palabra para escuchar a la  poeta de Don Benito, Teresa Guzmán.

La calidez de su poesía hizo que mereciera la pena salir de casa, pues disfrutamos enormemente escuchándola.

Comenzó a escribir en la adolescencia, encendiendo la mecha de esta pasión un ejercicio literario para el colegio, desde entonces no dejó la escritura, convirtiéndose en una actividad que tenía que realizar por la noche a la luz de una linterna  y a escondidas de su madre, quien más tarde se daría cuenta de que era imposible prohibirle a su hija que escribiera, porque era su pasión. Confiesa Teresa que escribe por necesidad.

También es una gran lectora de poesía, sus gustos son muy extensos, citando por ejemplo a San Juan de la Cruz, Juan Ramón Jiménez o Gil de Biedma etc.

Para Teresa Guzmán la poesía es el arte de hacerse preguntas, le obsesiona la transparencia, el deseo de que el poema sea un haz de luz que dé respuesta a esas preguntas que todos nos hacemos. Los temas más recurrentes en su obra son: la soledad, la desnudez, la intemperie y el paso del tiempo, entre otros.

Teresa Guzmán viste una capa de timidez que la hace aparentemente pequeña,  pero la poeta se hace grande, se crece, cuando recita y se encuentra en el espacio sagrado de la palabra. Lugar donde más cómoda se encuentra.

Gracias por tu poesía, por tu sensibilidad y por compartir tus preguntas con nosotros, esperamos seguir teniéndote cerca.
Fotografías: Nacho Serrano