Encuentro Literario con Dante Medina. Galería Fotográfica

El viernes 24 de junio, tuvimos el honor de compartir la palabra con el escritor mejicano Dante Medina. 
Él lleva con mucho orgullo ser de Jilotlán de los Dolores, Jalisco, pues ahí nació el tekila y los mariachis y eso imprime carácter, además muy cerca de Jalisco nació Juan Rulfo.
Pasamos un rato distendido pues hizo gala de un gran sentido del humor, no solo para referirse a sí mismo sino a la hora de hablar de su creación.

Dice Dante Medina que nació en una biblioteca, pues su casa era el único lugar del pueblo que tenía dos libros. Él es novelista y poeta. Diferencia los géneros diciendo que la poesía es algo eléctrico, dura unos segundos, es como un estornudo, mientras que la novela es perdurable y acuático. Necesita uno tomarse su tiempo.

La diferencia entre escribir en un género o en otro lo equipara a un menú de restaurante, donde dependiendo lo que te apetezca degustar ese día, te decantas por un plato o por otro. La poesía es la búsqueda de una respuesta que no deseo encontrar, porque entonces dejaría de dedicarme a ella. Confiesa que no podría vivir sin escribir. Al explicarnos su relación con la palabra, dice que él no puede por menos que dedicarse a escribir pues es el pequeño después de cinco hermanas que no le dejaban expresarse. “Ellas nos condenan al silencio”. Está encantado de dedicarse a la literatura, pues es:” el más femenino de los oficios”.


Tiene con la mujer una excelente relación, por ejemplo con su madre, a la que trató más que a su padre, pues éste murió joven. Afirma que si existiera Dios pediría que fuera mujer, “la mujer es la gran diosa del amor”.

Nos confesó en clave de humo que no admite los celos en el amor, que no concibe que la mujer que lo ama no prefiera la mitad de él a perderlo por completo. Así son los celos, un todo para mí o nada. Se define como leal, pero no fiel.

Lo pudimos escuchar recitar poemas como:”Cartas a Dios sin acuse de recibo”, “El poema más hermoso del mundo”, “ Soneto Ay “ y Icnocuícatl en Ixtli”

No podemos más que darle la enhorabuena a Dante Medina por su extensa y fructífera obra y agradecerle que haya querido compartir su sabiduría y simpatía con los miembros de Pentadrama y todos los asistentes que se acercaron a escucharle.


¡Te deseamos todo lo mejor y que sigas disfrutando y haciendo disfrutar con el don de la palabra!