Encuentro Literario con Carmen Sánchez y Julio Obeso

El día 12 de Enero a las 20h en la Sala de la Palabra del Teatro Liceo, tendremos nuestro próximo encuentro con: 




Carmen Sánchez
Julio Obeso


















Carmen Sánchez Álvarez, asturiana nacida en Burgos. Docente, catedrática e inspectora de educación. Cofundadora del grupo Poético Asociación Cultural Encadenados, pertenece también al grupo Versos Libres, participa en la organización de los Encuentros Poéticos en el Antiguo Instituto de Gijón. ha publicado su primer libro individual Un roce al paso en 2015.También ha publicado junto con Sabina Iñiguez el poemario Esferas y silencios.

Julio Obeso González, Gijón (1958). Coeditor de la Revista literaria Criterios, primer premio en el II concurso internacional de poesía erótica El Búho Rojo. Obras publicadas: Poesía asimétrica; Tres Tristes Trópicos; Inminencias; Impajaritable. Su obra aparece en las antologías: Poesía Erótica, (Búho Rojo, Editorial, 2008. Pertenece a la Asociación Poética Caudal.


POEMAS CARMEN SÁNCHEZ


Ocupas mis íntimos espacios.
Das vuelta a la esquina
y aún te quedas.
Tu piel y mis neuronas
aún unidas
en aquel beso
que abre túneles y cielos.
Deshaces mis vuelos.
……

Sé de los abrigos escarpados.
Sé de los puertos no seguros.
Sé de un sueño que refleja
rítmicas figuras en espejos,
imágenes de océano
que, a golpe de viento,
penetran lentamente
entre mil sombras
y lúcidos deseos.
………
Una máscara de piel
entre mis dedos
para volar navíos
en horizontes nuevos.
Hoy, pasos vacilantes
se desangran gozosos
mientras oxidados, fríos
y metálicos paisajes
se derrumban cuando,
a oscuras, luce el sol
de madrugada
en tu sonrisa.
……
Bucear su cuerpo
de ceniza,
para mis sentidos
feliz hazaña,
controlada pasión
para mis sueños.
Tantear sus piernas,
ascender rojos cielos,
gozar sus interrogantes
hasta encontrarme.
Dulce tarea
ser libre
en su pensamiento.



(De Naufragios)
ALAS PARA MI LIBERTAD

Hoy el mar estaba gris,
llevaba perdigones en las alas.

Necesito urgentemente unas alas.
Quedo quieta, viene el frío,
los sueños se alejan.
Encontrar unas alas y regresar
la rebelde que soy por dentro,
no dejarme arrastrar abandonada
por negras corrientes,
buscar al norte aguas trasparentes,
sobrevolar bancarrotas,
alejar el miedo que asoma
algunos días al atardecer.
Necesito abandonar etiquetas
con las que hoy me veis caída,
fluir la luna roja que poseo
tras la bruma que ni yo misma,
sin alas, sé arrancar de mi pecho.

RAPSODIA ESPAÑOLA
MAURICE RAVEL (1875 - 1937)


Insistente Ravel, en su bolero, repite una y otra vez su melodía y yo asciendo palabras, músicas de arena y viento.


Un cuello de cisne
se apoya intermitente
en tu regazo,
y vuelas mientras
canta mi voz
en tu cabeza y sigue
haciendo bucles
al llamarte.
Me asomo a tu ventana,

huyes precipitadamente.

Mujer bravía,
pies de garza,
corazón triste.

Una malagueña sale a tu encuentro.
Voces, ojos, piel de garza y alas
te envuelven el alma.
Inmóvil ajetreo se rebela
frente a ti,
inmóvil observas.

Mujer bravía,
pies de garza,
corazón triste.

Vuelves al mar con la brisa
de habaneras a tu encuentro
y aquellas gotas de bruma
perfuman tu alma.
Por fin taconeas en la playa,
saltas círculos de espuma
que adornan tu piel blanca.

Mujer bravía,
pies de garza,
corazón triste.

Luminosa escena
cortejas músicas de viento,
depositas las riendas de tus alas
a su lado y aún te escapas
acunada por cinco violines,
dos violas y un contrabajo.
Mujer bravía,
pies de garza,
corazón triste
vuelas y asciendes,
allende te refugias,
inaccesible,

en acantilados de plata y luna.



POEMAS DE JULIO OBESO


Impajaritable (Ediciones Leteo, 20​15)


-I-
en los descampados del mundo
los niños se dan calor
pasa un tren o una luz
demasiado lejos
demasiado tarde
lo anotan en su lista de sospechas
se arriman


-II-
a veces, llega como hundida,
solo los ojos a flote
aun así, húmedos.
gira el rostro a la entrada
y se cuelga el orfebre caballito.
no espera gargantillas de medusas,
tobilleras de sargazos.
retira unas sacas del arcón
y las llena con las sobras del día.


-III-
rota en emergencia.
alguien te quebró
en primera instancia.
espiral de ti, en la vitrina,
tu don de efímera.
un solo uso,
como tu corazón
firmado por la muerte.



-IV-
déjame que te hable de esa calle.
las fachadas se han suicidado,
los adoquines se tornaron masoquines
y nadie se hace cargo de la luz para el geranio.
es la más sola, desahuciada en su clínica materia.
únicamente el orín la abastece de esperanza.



-V-

ese hombre arrastra los pies.
no le dieron a elegir entre eso
o arrastrar los brazos.
nada tiene que ver
con un peso o la tristeza,
no sabe moverse de otra manera.