Presentación del libro de Álvaro Alves de Faria


Me gusta Álvaro Alves de Faria con todas sus rarezas, pero con toda su coherencia y toda su poesía cargada de ese dolor que la vida imprime en el alma de los seres sensibles. Me gusta Álvaro y toda su inocencia cuando hablamos, toda su dulzura, su inconformismo y rebeldía, y su necesidad de seguir luchando contra la fría y absurda realidad y contra sí mismo a pesar de su edad.

Como él afirma, su poesía y su vida son inseparables, y eso también me gusta, porque creo firmemente que ser poeta implica una actitud especial ante la vida, un inconformismo con lo dado, una forma de mirar más allá de lo asumido, una pasión y necesidad casi enfermiza de vivir en la creencia de que las palabras, la ternura, la solidaridad y el compromiso salvan y la poesía es un arma que intenta compartir con los otros esa necesidad.
Me apasiona traducirlo, es como si me tradujera a mí misma, es como dar expresión a una parte de mí con la belleza y singularidad del otro. Así que, cuando Álvaro Alves de Faria me envió, todavía sin terminar, este libro se me hizo imposible no traducirlo.
Y traducir o reescribir o desescribir o desreescribir, es un ejercicio de intuición y conocimiento enriquecedor y apasionante, no sólo de una lengua sino de una poesía que transmite una manera cercana y compartida de entender el mundo y la palabra.
Una vez más, Álvaro Alves de Faria ha creado una pequeña gran obra que no necesita ser explicada, sólo disfrutada y compartida como se merece.
Montserrat Villar González

1
Sair da vida
como do avesso
de outra vida
desvida do que já foi
renascer
no que não há
desfazer-se em si mesmo
como o inseto
que se desvenda
sair da vida
desviver por dentro
como a sair por uma porta
igual ao que se desfaz
e se iguala ao que não é
como se não fosse
esse percurso
de se encontrar
onde reza a alma
e se dilacera
num tempo inútil
como se houvesse
ainda o pressentir
o ser da ausência
de se sumir
o ser do ser
a se punir
num só golpe
num somente
o que não resta
no que não sente.

1
Salir de la vida
como del envés
de otra vida
desvida de lo que ya ha sido
renacer
en lo que no hay
deshacerse en sí mismo
como el insecto
que se desvenda
salir de la vida
desvivir por dentro
como saliendo por una puerta
igual a lo que se deshace
y se iguala a lo que no es
como si no fuese
ese devenir
de encontrarse
donde reza el alma
y se lacera
en un tiempo inútil
como si existiera
todavía el presentir
el ser de la ausencia
de extinguirse
el ser de ser
castigándose
con un solo golpe
en un simplemente
en lo que no queda
en lo que no siente.